Últimas noticias:

Estás aquí: Inicio

Nombramiento del Pato Ávila y laicidad desata conflicto legal en congreso

Luego que el comisionado del Ichitaip Rodolfo Leyva, anunciara que interpondría una denuncia ante la Secretaría de Gobernación en contra del sacerdote jesuita Javier “Pato” Ávila por una violación al Estado Laico, ante su nombramiento como comisionado de atención a víctimas, desde el Congreso del Estado se presentó una queja contra el amparo, además de señalar al comisionado como “él último jacobino”.

Por: Gustavo Ramos
2017-07-27

 

“Lamento que el congreso esté tratando de chicanear un asunto que es obvio, esto habla de un empecinamiento del gobernador por defender en contra de la constitución el nombramiento que le concedió a través de su influencia gubernamental a su amigo Javier Ávila Aguirre”, dijo el comisionado.

Y es que la presidenta Blanca Gámez y el secretario de asuntos interinstitucionales, Hugo Gutiérrez Dávila del poder legislativo presentaron una queja en contra del amparo presentado por Rodolfo Leyva, ante la admisión de la demanda de amparo de Leyva Martínez, por lo que fue señalado “el último de los jacobinos”.

Ante esto, el comisionado respondió que el nombramiento del Ávila representa una violación al principio constitucional del laicismo del Estado Mexicano, por la calidad de ministro religioso del jesuita, el amparo fue aceptado por lo que solicitará un informe al poder legislativo al respecto. El amparo se suspendió provisionalmente ante este proceso que se encargará un Tribunal Colegiado.

“Voy a denunciar al presbítero Javier Ávila Aguirre ante la Secretaría de Gobernación por la violación flagrante al estado laico y principalmente porque están desviando la naturaleza religiosa de las asociaciones a las que está inscrito, la provincia mexicana de la compañía de Jesús y la Diócesis de la Tarahumara, que está tratando de convertirlas en agrupaciones del Gobierno del Estado”, sostuvo.

Acusó a la presidenta del congreso de tomar una postura contraria a los derechos del congreso al calificarlo como “el último jacobino”, y calificó el señalamiento como una evidencia que representa el mezclar la religión y el gobierno, pues esto podría desatar acciones preocupantes, motivo por lo que exigió una disculpa pública.

“Los jacobinos mataron a miles de personas por un ideario político, yo solo defiendo la constitución porque el congreso no lo hizo y lo hago a través de los medios legales establecidos”, sostuvo, al recordar que en el artículo 130 de la Constitución Mexicana, en su segundo párrafo, se señala que ningún ministro de culto puede ser funcionario y para esto debió haber renunciado, esperado tres años y posteriormente esperar para participar en la convocatoria para ser comisionado de atención a víctimas.

Por su parte, la diputada presidenta dijo que la expresión “jacobino”, no es para denostar al abogado Rodolfo Leyva ni tampoco para ir contra de la persona del comisionado y consideró que esta expresión no puede ser utilizada como algo negativo, refiriéndose a los ideales políticos de los jacobinos en la revolución francesa.

“Las quejas son elaboradas por la secretaría de asuntos institucionales se han contestado más de 900 amparos y todo han sido constitucionales, y el termino jacobino no es un término que haga referencia a su persona, si recordamos los jacobinos en la revolución francesa eran los que utilizaban los defensores de una república centralista y los objetos de ellos era por sufragio universal y defender la república centralita, no es un término que vaya en contra de su persona, inclusive todas las quejas se contestan de manera institucional”, dijo la diputada panista.

Indicó que estaría revisará la solicitud de disculpa pública por parte del Congreso hacia el comisionado para tener un acercamiento derivado de la queja presentada.

Comenta con tu cuenta de Facebook


Al momento
Me Gusta. Retweet. Digg.

El Pueblo en Facebook

Siguenos en: